Palets, transfer y cuerdas de esparto

...o cómo hacer un cuadro original gastando “na y menos”

 

¡Buenaaaaaaas!

Aquí estamos de nuevo con un nuevo proyecto muy sencillito pero que dejará con la boca abierta a tus amigos o familiares con quien lo compartas….¿vamos allá?

Hoy te voy a mostrar cómo puedes construir un cuadro, con el que sorprender a modo de regalo o para colgar en tu casa, por cuatro “perras gordas” (que diría mi padre) y un poco de imaginación.

Materiales:

  • Un “cacho palet” de los anchos (o unir dos más estrechos).
  • Una fotocopia de la foto o imagen que te guste en fotocopia laser (si lleva letras la imagen tendrás que imprimirla en espejo para que no salgan al revés, en las copisterías normalmente te lo hacen)
  • Un trozo de hilo de sisal o esparto.
  • Algún accesorio pequeño decorativo (en el ejemplo usamos un corazón de madera, pero hay muchísimas cosas interesantes para scrap que puedes usar).
  • Látex o agua-cola.
  • Nogalina.
  • Ramita.

La madera:
Lo primero que harás será preparar la madera, cortandola a la medida que quieras hacer el cuadro y una vez cortada lo siguiente será lijar tanto la superficie donde irá el transfer como los costados y los filos del palet.

Una vez lijado tintaremos la madera con nogalina (super económica y fácil de usar) aplicada con broca o un trapo de algodón. Ponte guantes de látex o tendrás las manos teñidas como la madera un par de días (o 3 o 4). La nogalina seca en nada.

 

 

El transfer:
Después haremos el transfer y para ello aplicaremos con un pincel el látex o el agua-cola (cola y agua mezcladas a partes iguales) sobre la madera y el transfer, por el lado de la impresión.

Colocamos la impresión sobre la madera y pegamos bien ayudándonos de una superficie redonda como la de una cuchara para que quede sin arrugas.

Ahora dejamos secar o aplicamos calor con un secador, si eres un impaciente como yo.
(si lo dejas secar que sea mínimo durante 10 horas y si lo haces con secador asegúrate que esté totalmente seco, sino se irá la imagen.

Y el último paso consiste en ir eliminando la celulosa del papel con una esponja o los dedos humedecidos en agua y frotando para, con cuidado, ir dejando solo la tinta pegada en la madera (en otro post explicaré el método más a detalle). Si ves que queda blanquecino no te preocupes mucho, en el siguiente paso lo solucionaremos.

El acabado:
Una vez listo el transfer vamos a aplicarle un protector para que no se estropee y que se le quite el halo blanquecino cuando seque el agua sobrante (como con el bronceador en la playa vamos)
Podemos usar barniz, ya sea al agua o al disolvente, con brocha o spray (este último muy cómodo de usar) o cera. Yo uso mucho la cera porque le da un aspecto y tacto muy natural a todos los trabajos con madera.

Detalles finales:
Por último colocaremos el hilo de sisal alrededor del palet dándole varias vueltas y acabando con un nudo donde colocaras el objeto que te decía al principio y clavaremos un trozo de rama como ves en la foto con un par de clavitos.

...y con esto y un bizcocho:

Pues aqui te dejo la imagen de cómo quedó el ejemplo que aquí te explico para que veas el resultado.

Ahora solo falta que le des tu toque y personalidad a este proyecto y mandes fotos para que las publiquemos, si te apetece y compartamos ideas.

¿Un saludo y hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.